Sobre animales

Archivo del doctor: salud y enfermedad

Pin
Send
Share
Send


Muchos granjeros sin piel a menudo preguntan por qué los conejos mueren en la granja. Estos pequeños animales pueden morir por varias razones. Sin embargo, con mayor frecuencia el ataque en el rebaño se produce debido a diversas enfermedades infecciosas. Una de las infecciones más peligrosas que afectan a los conejos es la pasteurelosis.

Esta enfermedad desagradable puede dañar la salud de casi todos los animales de granja: cerdos, ovejas, aves, ganado. Pero es precisamente en conejos, que por naturaleza no difieren en buena salud, la septicemia hemorrágica se detecta con mayor frecuencia. Trate a los animales con pasteurelosis, debe comenzar inmediatamente después de la manifestación de sus primeros signos. De lo contrario, la estocada en el rebaño será muy grande (hasta un 75%).

¿Qué causa la septicemia hemorrágica?

El agente causante de una enfermedad tan peligrosa como la pasteurelosis del conejo es la bacteria Pasteurella multocida (a veces gemolítica). Es un palo polimórfico, corto e inmóvil, que no forma esporas. En el agua, el estiércol y la tierra, esta bacteria puede permanecer viable durante 2-3 semanas y en los cuerpos de los animales muertos, hasta 4 meses. En este caso, la luz solar directa mata a Pasteurella multocida en solo unos minutos.

¿Cómo se transmite la enfermedad?

Esta bacteria puede ingresar al conejo de varias maneras:

  • rancio o simplemente contaminado con comida y agua,
  • con la reparación de animales jóvenes adquiridos en otra granja o productores,
  • en el aire

Muy a menudo los pollos se convierten en portadores de esta infección. La pasteurelosis de las aves es de la misma naturaleza que en los conejos. Es por eso que se recomienda construir jaulas y pajareras lejos de gallineros. A veces, el palo Pasteurella multocida se mete en el conejo y en la ropa de los propietarios. Puede llevar esta infección a la granja, ya sea en el cuerpo o en las ruedas de un automóvil después de visitar una economía que no tiene éxito en términos de enfermedad animal.

El cuadro clínico de la enfermedad.

La pasteurelosis de los conejos puede ser aguda o crónica. Esta enfermedad representa un gran peligro para los animales, incluso porque sus síntomas no son pronunciados. Los conejos infectados externamente se ven relativamente saludables. Lo único es que los animales se sienten un poco deprimidos y no comen demasiado voluntariamente. Por lo tanto, los granjeros sin piel a menudo simplemente se saltan la primera etapa de la enfermedad sin tomar ninguna medida. Mientras tanto, los animales solo se pueden salvar a tiempo al comenzar su tratamiento.

La pasteurelosis es la respuesta más común a la pregunta de por qué los conejos mueren en la granja. El período de incubación de esta enfermedad en forma aguda dura aproximadamente 5 horas. Los animales mueren aproximadamente 5 días después de la infección. A veces la enfermedad también se vuelve crónica.

Síntomas de pasteurelosis

Para determinar la presencia de infección en el rebaño, además de la depresión y la pérdida de apetito, puede hacerlo con los siguientes signos:

  • aumento de la temperatura corporal de los animales a 41-42 gr.
  • dificultad para respirar
  • hinchazón del tracto gastrointestinal,
  • La liberación de pus de la cavidad nasal.

En conejos infectados, entre otras cosas, puede ocurrir conjuntivitis e infección del oído. Al final de la enfermedad, antes de la muerte, la temperatura corporal del animal cae bruscamente (a 35-33 gr.). En la pasteurelosis crónica, los conejos pueden experimentar síntomas como depresión, otitis media, emanaciones purulentas de los ojos y la nariz.

Pasteurelosis de conejo: tratamiento farmacológico

En la etapa inicial del desarrollo de la enfermedad, a los conejos generalmente se les recetan sulfamidas o antibióticos. Esto puede ser, por ejemplo, tetraciclina, cloranfenicol, biomicina, norsulfazol, etc. Estos medicamentos deben administrarse por vía intramuscular. Las inyecciones a los conejos se realizan dos veces al día. En este caso, los primeros 3 días usualmente usan sulfamidas y los siguientes tres días, antibióticos. En la etapa final, se utiliza nuevamente el primer grupo de fondos. En total, por lo tanto, el tratamiento de conejos dura aproximadamente 9 días.

El método descrito anteriormente se utiliza principalmente para salvar a los adultos. Los animales jóvenes a la edad de 45-90 días reciben una herramienta especial: la vacuna formol. Este medicamento puede eliminar por completo al animal de la pasteurelosis en el menor tiempo posible. Sin embargo, desafortunadamente, no tiene tal efecto en conejos adultos.

Prevención de enfermedades

Las principales formas de prevenir la propagación de una infección como la pasteurelosis del conejo son:

  • mantener limpio en jaulas y jaulas,
  • mantener individuos recién adquiridos durante varios días en el departamento de cuarentena.

Antes de comenzar a trabajar en la granja, los propietarios deben lavarse las manos con agua y jabón. Además, no entre en conejos con zapatos y ropa sucios.

Si hay una granja cerca de la granja con animales ya enfermos, los conejos deben ser examinados sin excepción. Las personas sospechosas deben aislarse del rebaño. Todos los animales sin excepción también deben administrarse inmediatamente por vía intramuscular con terramicina a una dosis de 20 mg por kg de peso corporal.

Vacuna contra la pasteurelosis: uso

Por supuesto, las vacunas son la mejor medida preventiva contra la pasteurelosis. La vacunación de conejos de esta enfermedad no se realiza en todas las granjas. Se lleva a cabo solo en aquellas granjas que se encuentran cerca de las disfuncionales. A los adultos mayores de 2 meses generalmente se les inyecta una vacuna de extracto de formol destinada a conejos. Se inyecta suero a los animales jóvenes contra enfermedades como la pasteurelosis de aves y cerdos (cada 5-7 días). Entonces también use la vacuna. A veces, el suero también se administra a animales mayores de 2 meses.

¿Qué hacer si los conejos ya están enfermos?

Además de tratar animales, si hay una infección en conejos, se debe realizar una desinfección completa. La carne de conejos sacrificados o muertos por pasteurelosis nunca debe comerse. Bajo ciertas circunstancias, esta enfermedad también se puede transmitir a los humanos. No le des carne a conejos y perros muertos. Según las normas, se supone que los cadáveres se queman. Se permite llevar las pieles a los talleres, pero solo después de una desinfección completa.

No solo las jaulas y los aviarios deben desinfectarse en conejos infectados, sino también la ropa del personal de la granja. Como desinfectantes, está permitido utilizar exclusivamente productos diseñados específicamente para la eliminación de la bacteria Pasteurella. El hecho es que no todos los desinfectantes la matan. El tratamiento del conejo durante un brote de una enfermedad como la pasteurelosis del conejo puede ser, por ejemplo, formalina (1%), lisol (5%), sosa cáustica (2%), ácido carbólico (3%). Todos estos medicamentos pueden usarse tanto individualmente como simultáneamente. El tratamiento con conejos se realiza con una pistola pulverizadora.

Pasteurelosis (septicemia hemorrágica)

Pasteurelosis (septicemia hemorrágica) - una enfermedad infecciosa aguda caracterizada por fiebre, intoxicación, inflamación de la piel, tejido subcutáneo, artritis, osteomielitis. Se refiere a las zoonosis.

Etiología, patogénesis.. Patógeno - Pasteurella multocida - bacilo gramnegativo ovoide corto. Hay 4 serotipos de pasteurolla (A, B, D y E), algunos de ellos tienen subtipos. El microbio no es muy estable en el medio ambiente, muere cuando se calienta, bajo la influencia de la radiación ultravioleta, desinfectantes.

El agente causal es capaz de producir exotoxina. La fuente de infección son muchos tipos de animales (ganado y ganado pequeño, gatos, perros, conejos, cerdos, liebres, ratas, pájaros, etc.). Las puertas de la infección son a menudo la piel en el sitio de una mordedura o rasguño causado por un animal. Se permite que el patógeno ingrese a través de las membranas mucosas.

En lugar de daño en la piel, se desarrollan cambios inflamatorios. En algunos casos, se observa la diseminación hematógena de patógenos con la formación de focos secundarios en varios órganos (pulmones, cerebro, articulaciones, etc.). Las formas sépticas pueden estar acompañadas por el desarrollo de shock tóxico tóxico y síndrome trombohemorrágico.

Síntomas durante. El período de incubación dura de 1 a 5 días. Con la forma cutánea de pasteurelosis en el sitio de introducción del patógeno, la hinchazón y el enrojecimiento de la piel, aparecen primero dolores a la palpación. Pronto se forman pústulas en este lugar, llenas de contenido fangoso, después de la destrucción de la burbuja, se forma una costra.

El proceso inflamatorio puede capturar las partes más profundas, pueden desarrollarse flemón o abscesos. Algunas veces el proceso va al hueso, causando el desarrollo de artritis u osteomielitis. Durante el desarrollo de cambios inflamatorios, limitados solo por la piel y el tejido subcutáneo, el estado general de los pacientes sigue siendo satisfactorio, la temperatura corporal sigue siendo subfebril, no hay signos pronunciados de intoxicación.

Los cambios inflamatorios crónicos en los pulmones pueden deberse a pasteurelosis o su combinación con una infección secundaria. La enfermedad se desarrolla como bronquitis crónica, a veces con el desarrollo de bronquiectasias o en forma de neumonía intersticial lenta. El daño a los pulmones también puede desarrollarse con una forma séptica, en estos casos son posibles los abscesos del pulmón, el empiema de la pleura.

La forma séptica de la pasteurelosis es la más difícil, acompañada de fiebre alta, la curva de temperatura es del tipo incorrecto con grandes rangos diarios. Los focos secundarios aparecen en varios órganos (endocarditis, abscesos cerebrales, meningitis purulenta, artritis purulenta, etc.). Se puede desarrollar un shock tóxico infeccioso.

El diagnostico. Al reconocer la pasteurelosis, los factores epidemiológicos se tienen en cuenta principalmente. La mayoría de los casos descritos están asociados con mordeduras de perro y especialmente gatos (mordeduras y rasguños). De las manifestaciones clínicas, la más informativa es la aparición de cambios inflamatorios pronunciados en el área de las puertas de infección.

Para confirmar el diagnóstico, es necesario aislar el patógeno (de las úlceras cutáneas separadas, sangre, abscesos de pus, líquido cefalorraquídeo). Las reacciones serológicas son de importancia secundaria.

Tratamiento. La penicilina, las tetraciclinas, la dosis y la duración están determinadas por la forma clínica de la enfermedad.

Prevención. Precauciones de cuidado animal.

Pin
Send
Share
Send